LA PACIENCIA EN LA CRIANZA DE VUESTROS HIJOS(AS): esfuerzo, desafío o misión

(Dra. Gloria Mulsow G.)

                                                                                                                       

Volver a Cápsulas

La paciencia como habilidad para apoyar el desarrollo integral de vuestros hijos y nosotros de nuestros estudiantes, no es una habilidad menor.

Ser paciente ante las conductas propias de los pequeños, en infant, algunos con una calma y tranquilidad hacen en dos horas, lo que los adultos pensamos tomaría unos minutos. Se distraen con facilidad cuando están realizando alguna actividad, perdiendo el trabajo continuado, es decir se dispersan.

En los más grandes, escolares, que ya empiezan a tener otros intereses,  se debe ser pacientes ante la indiferencia, se les habla y parecen no escuchar,  se les llama y parecen no entender, se les reprende y al parecer no captan el motivo, es como si estuvieran en un mundo aparte y diferente.

Los ya mayores, en enseñanza media, al parecer tienen un mundo propio, donde creen que los derechos para ellos siempre se escriben con mayúsculas, y el concepto deberes al parecer no existe y casi creen que no tienen deberes. Además creen que se las saben de todas., todas

Por ello la paciencia es una sola como habilidad, pero a medida que los hijos(as) crecen y los problemas con ellos(as) la paciencia se va convirtiendo en virtud y el desarrollarla en esfuerzo, misión, desafío o en un imposible. Esto último nos afectaría a todos y en especial a quien debe expresar paciencia, ya que perderla significa:

  • Enojos a veces sin sentido y sin significado para el niño, o joven

  • Convivencias insanas

  • Relaciones conflictivas

  • Espacios de crecimiento  faltos de armonía

  • Perdida de confianzas

  • Desarrollo de  sentimientos de ser víctima permanente.

Ante lo anterior quizás sea mejor desarrollar la paciencia de a poco, por medio de estrategias compartidas

1.- Dejar las situaciones de convencer a cualquiera de los dos, padre o madre,  el  que tenga más desarrollada dicha capacidad

2.-Alejarse de los espacios que contaminan,  espacios de conflicto, de resentimientos etc.

3. Contar hasta diez, tal vez nos sirva, pero de mayor utilidad, es observar al hijo(a) y pensar que se desea lo mejor para ellos, pero de la mejor forma.

4.- Explicarles con tranquilidad, y expresarles el afecto cariño y amor por siempre, hagan lo que hagan

5.-Contarles nuestras experiencias a esa edad, lo que ocurrió al no tomar en cuenta lo solicitado por nuestros padres

6.-Contarles que se tuvo la edad que ellos tienen, que las época eran diferentes, pero muchas situaciones son las mismas

 

¡Los invito a desarrollar la paciencia y a no morir en el intento!

 

Hampton College

Hampton College 6.0 - Valdivia, Región de los Ríos, Chile.
secretaria@hamptoncollege.cl / +56632287882

Correo docente